actualidad cumplen

III Encuentro CUMPLEN 15 marzo 2018



Mesa redonda sobre primeras experiencias prácticas para implantar y certificar un Sistema de Compliance conforme a UNE 19601



La mesa redonda fue moderada por Carlos Alberto Saiz Peña, socio de EcixGroup y Presidente de CUMPLEN, y contó con dos excepcionales profesionales: María de la Torre, Compliance Officer y DPO de Grupo Masmovil y Juan Fernández Tamames, Secretario del Comité de Prevención de Delitos de Telefónica.

Carlos Sáiz, Presidente de Cumplen.

Durante la mesa redonda se planteó por el moderador diversos aspectos de la UNE 19601 sobre los que los panelistas fueron dando su enfoque y aportando su experiencia, entre los que podemos resaltar:


María de la Torre, Másmóvil y Junta Directiva Cumplen

- El estándar UNE 19601 ha supuesto un revulsivo en el mundo del Compliance y las grandes organizaciones, inicialmente, lo ven muy útil de cara a aterrizar de manera práctica los requisitos generales que el Código Penal y la Circular de la Fiscalía plantean para los programas de prevención de delitos y los órganos de prevención penal.

- Para implantar un Programa de Compliance Penal conforme al estándar resulta absolutamente fundamental contar con el apoyo de la Dirección, a efectos de que el proyecto tenga la envergadura, el apoyo y el liderazgo que corresponde. Por otro lado, es imprescindible confiar en la creación de una Cultura Compliance en la organización para que calen las políticas y normativas entre directivos y trabajadores.

- El hecho de contar con un estándar puede facilitar mucho un lenguaje común en la cadena de suministro y la gestión de los riesgos penales asociados. Es decir, en muchas grandes compañías apostarán por impulsar la certificación en este estándar como un sugerencia o requisito para los procesos de homologación y contratación de proveedores.

- Sobre la cuestión de cómo se valorará por los jueces la certificación en la UNE 19601, los ponentes coincidieron en que habrá que esperar a las primeras resoluciones que haya con compañías imputadas penalmente, y que tuvieran dicha certificación. No obstante, consideran que será un punto muy importante en el refuerzo de la prueba para demostrar la situación de un Sistema de Compliance implantado, auditado, y en definitiva real en la compañía.


Juan Fernández, Telefónica

- Por otro lado, se consideró que contar con esta certificación puede ser un elemento de mejora y un distintivo competitivo para empresas privadas que opten a contratos públicos, donde lograrán acreditar que conocen, gestionan y mitigan sus riesgos penales en su actividad.

- Por último, se consideró que las tareas de preparación y el proceso de certificación conlleva un esfuerzo importante, pero asumible, y se señaló la necesidad de que las PYMEs realicen un ejercicio de contexto y proporcionalidad a la hora de implantar el Sistema de Compliance, evitando los programas desproporcionadamente complejos e irreales para una entidad de tamaño y riesgos reducidos.