actualidad cumplen

ESTATUTO GENERAL DE LA PROFESIÓN DE COMPLIANCE OFFICER



Como consecuencia de la Ley Orgánica 5/2010, de 22 de junio, por la que se modifica la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, durante los últimos años, la preocupación del tejido empresarial de nuestro país y las demás personas jurídicas afectadas por dicha regulación en materia de responsabilidad penal, ha ido en aumento. Las empresas han empezado a implementar códigos de conducta, establecer canales de denuncia internos, y diseñar mapas legales de riesgos permanente actualizados, concretándose todo ello, en el diseño e implementación de programas de prevención, que eviten la incursión de dichas personas jurídicas en responsabilidades penales o de otra índole, que afecten a su reputación y a su correcto funcionamiento.

La función de “Compliance” no sólo abarcará el desarrollo de políticas concretas sobre el cumplimiento de conductas morales y éticas implementadas por la empresa, sino que, de manera especial y adicional, abarcará todas aquellas obligaciones de naturaleza legal que impliquen un riesgo para aquella, que haya que prevenir o evitar, y en su caso, una vez producido, solventar.

Su labor será gestionar riesgos legales, y consecuentemente será el responsable de las labores de información e investigación de todo hecho relacionado con el cumplimiento de las normas de la empresa.

Por tanto, ya sea de oficio o como consecuencia de una denuncia en el buzón de ético o denuncias (que hace referencia al término anglosajón “Whistleblowing”), el “Compliance Officer” deberá iniciar las diligencias de verificación y comprobación de los incumplimientos detectados o denunciados.

Es precisamente en este marco donde surge la figura del Oficial de Cumplimiento, o “Compliance Officer”.

En el examen de todo lo atinente de la función del “Compliance Officer” es donde surge la Asociación de Profesionales de Cumplimiento Normativo, o CUMPLEN, que ha pretendido desde su constitución ser un referente en el mundo del “Compliance” y representar un instrumento adecuado para aglutinar a profesionales y entidades, bien sean estas de naturaleza privada o pública, con el denominador común de estar preocupadas por la innovación, el análisis, la mejora y la proyección de futuro del “Compliance”, así como de las funciones que el derecho, la sociedad, las personas jurídicas o las empresas le atribuyen a su más fiel exponente, que no es otro que las funciones profesionales atribuidas al “Compliance Officer”.

El nuevo Estatuto del “Compliance Officer” de CUMPLEN no trata de ser la directriz con relación a dicho profesional y el ejercicio de sus funciones propios de una asociación privada, sino que el mismo nace con una vocación de universalidad, a los efectos de reglamentar en su conjunto una nueva profesión o función profesional.

En este sentido, puede afirmarse que el objetivo principal tanto de CUMPLEN como del Estatuto, pretenden de manera fundamental, profesionalizar la figura del “Compliance Officer” concretando y precisando sus roles y características principales, sus responsabilidades, a las que ha de enfrentarse en sus cometidos profesionales, y el nivel de especialización que el mismo ha de contar, para un desarrollo adecuado y exigente de su función.

CUMPLEN, con la elaboración de dicha normativa, no sólo ha pretendido el establecimiento de un nuevo estatuto en el que regular la profesión del “Compliance Officer”, sino que lo ha llevado a cabo con la voluntad de actualizar el contenido del mismo, y de manera principal, consensuar el modelo a establecer valiéndose de la experiencia acumulada durante este tiempo, entre los principales grupos de interés que se pueden ver afectados por dicha normativa, a los efectos de dar una respuesta homogénea y coherente a las principales cuestiones que afectan y que preocupan en el ejercicio de las funciones profesionales que debe asumir dicho profesional, difundiendo su contenido, para su general conocimiento y cumplimiento.

En esta nueva versión regulatoria de la profesión, se pretende potenciar la responsabilidad individual y personal del “Compliance Officer”, de modo que la misma no quede diluida entre sociedades profesionales, u otra forma de ejercicio colectivo de la profesión, debiéndose tener en consideración, que siempre ha de ser un “Compliance Officer” quien asuma la responsabilidad de las decisiones, que en el ámbito de su actuación se tomen en cualquier persona jurídica, con independencia del modo de actuación o de organización con que el mismo se prevalga para el desarrollo de su función.

Finalmente, debe insistirse en que esta nueva versión del Estatuto profesional del “Compliance Officer”, si bien ha sido elaborado por la Asociación de profesionales de Cumplimiento Normativo, CUMPLEN, trata de ser una regulación general, de todos y para todos los que quieran desarrollar y asumir una carrera profesional vinculada al cumplimiento normativo, específicamente encarnada en los servicios profesionales atribuidos al “Compliance Officer”.


Extracto del Artículo de Javier Puyol, disponible en el siguiente enlace: Ver aqui

Participa en la elaboración del Estatuto

Por este motivo te invitamos a participar en su desarrollo y te animamos a que nos hagas llegar cualquier comentario o sugerencia que ayude a mejorarlo. Para ello, envía un correo a estatuto@cumplen.com con todas tus aportaciones.


Ver estatuto completo pulsando: Aqui